Es un Orgáno colegiado de apoyo a la MAE, cuyo objetivo principal es contribuir a la eficaz y eficiente implementación, mantenimiento y mejora continua del Control Interno institucional; siendo para ello una importante instancia de coordinación, asesoramiento, consulta y seguimiento oportuno. 

Objetivo

Promover la mejora continua del control interno utilizando y aprovechando a tal efecto el conocimiento y sinergia colectiva del personal vinculado a los procesos de la entidad. 

Objetivos Específicos

  • Disponer de un mecanismo mediante el cual se puedan recibir mejoras para el fortalecimiento del control interno institucional por parte del personal de la SCGG. 
  • Asesorar a la Máxima Autoridad Ejecutiva, jefes de área, Comités o personal para el cumplimiento y aplicación de las practicas obliatorias que se derivan de las Guias para la Implementación del Control Interno. 
  • Capacitar y empoderar al personal en el tema de control interno de tal forma que mejore sus conocimientos, habilidades y aptitudes necesarias para su eficiente desempeño funcional, acorde con los objetivos, requerimientos y espectativas de su cargo en el contexto laboral existente. 

Misión

Somos un orgáno de apoyo a la Máxima Autoridad de la SCGG, que contribuye a la implementación de controles internos, cuyo propósito es mejorar continuamente de forma eficaz, eficiente y transparente la administración de los recursos públicos. 

Visión

Ser la Instancia de Coordinación, asesoramiento, consulta y seguimiento oportuno en la aplicación de las prácticas obligatorias del control interno, en el ambito de la normativa legal vigente. 

Principios rectores del Control Interno

Los principios de control interno son los valores fundamentales, de carácter convencional, en los cuales se basa el control de los recursos públicos al interior de los sujetos pasivos de la Ley 10‐2002‐E, Orgánica del Tribunal Superior de Cuentas…”

Ética Pública

La actitud permanente de los servidores públicos acorde con la integridad, rectitud y demás valores morales aceptados por la sociedad, constituye la base principal en que se fundamenta el control interno institucional de los recursos públicos.

Transparencia

El conjunto de medidas de información y comunicación sobre la gestión y el acceso a ellas, son parte de los fundamentos en que descansa un adecuado control interno institucional de los recursos públicos.

Legalidad

El acatamiento o cumplimiento de las disposiciones legales que regulan los actos administrativos y la gestión de los recursos públicos, así como de los reglamentos, normas, manuales, guías e instructivos que las desarrollan, es el primer propósito del control interno institucional.

Rendición de Cuenta

Responder o dar cuenta de la forma y resultados de la gestión pública, es un deber de los servidores públicos en los diferentes niveles de responsabilidad de la estructura organizacional de los entes públicos, cuyo adecuado cumplimiento es un propósito esencial del proceso de control interno institucional.

Complementariedad

El proceso de control interno institucional es complementario del control externo independiente que le corresponde ejercer al Tribunal Superior de Cuentas, TSC y viceversa.

Prevención

Prevenir los fraudes, irregularidades y errores en la gestión de los recursos públicos y el riesgo del logro de los objetivos y metas, es el propósito primordial del control interno institucional.

Auto Regulación

Los entes públicos deben tener un razonable nivel de autonomía regulatoria para el logro eficaz de los objetivos y metas institucionales de la gestión a efecto de poder dar cuenta pública al respecto.

Integración

Las técnicas, mecanismos y elementos de control interno deben estar inmersos, integrados o incorporados en los procedimientos de los sistemas administrativos, de tal forma que sean parte natural de los mismos.

Integralidad

El proceso de control interno de los recursos públicos es esencialmente integral pues su alcance debe cubrir los aspectos de acatamiento de la legalidad, los de carácter contable financiero y los de carácter operacional o de gestión.

Auto Control

El control interno de los recursos públicos es esencialmente un proceso de auto control aplicado por los servidores públicos, bajo su propia responsabilidad, sobre las operaciones o actividades a su cargo.

Auto Evaluación

Los propios servidores públicos de un grupo, unidad o área específica de un ente público, deben evaluar la efectividad de los controles internos aplicados en la gestión de las operaciones a su cargo, por convicción de la importancia y utilidad del control.

Evaluación Separada

El ciclo del proceso de control interno se cierra con la evaluación de su efectividad, que permanentemente y con criterio independiente de las operaciones debe efectuar la auditoría interna.

Preceptos de Control Interno Institucional

Los preceptos de control interno de los recursos públicos son las condiciones o criterios, de carácter técnico, a que debe ajustarse el ejercicio de la gestión pública institucional de dichos recursos.

Planificación

El control interno de gestión de los entes públicos debe apoyarse en un sistema de planeación para asegurar una gerencia pública por objetivos.

Eficacia

Asegurar la eficacia de la gestión pública en el marco de los principios y preceptos rectores de control interno es el objetivo primordial del control de los recursos públicos y de la gerencia pública.

Economía

La economía razonable de los recursos insumidos en el logro de los objetivos y metas programadas por los entes públicos, es uno de los resultados propios de un adecuado proceso de control interno institucional.

Eficiencia

El nivel óptimo de eficiencia en la prestación de los servicios o en el logro de los objetivos, metas o resultados presupuestados de un ente público, es el resultado final esperado del control interno de gestión.

Confiabilidad

Asegurar la confiabilidad de la información financiera y operativa derivada de la gestión de los entes públicos, es un propósito esencial del proceso de control interno institucional.

Priorización

La programación de auditorías internas debe priorizarse hacia las áreas, operaciones y actividades más importantes con relación al logro de los objetivos institucionales y dentro de éstas a las más críticas, débiles o de mayor riesgo.