En el marco de la Estrategia Nacional de Transparencia y en cumplimiento de su compromiso de ir ampliando la red de instancias para la rendición de cuentas, la Secretaría de Coordinación General de Gobierno, instaló el pasado martes la “Mesa de Diálogo de Datos Abiertos”, para la co-creación de la “Política de Datos Abiertos de Honduras”.

 

El evento, con una duración de dos días, cuenta con el respaldo de la Organización de los Estados Americanos, OEA, y la Alianza de Gobierno Abierto-Honduras, AGAH,  tiene el propósito de impulsar y sentar las bases para la formulación e implementación de una política nacional de datos abiertos, con la participación de instituciones del Estado, Sociedad Civil, Sector Privado y la Academia, actores sociales que forman la Mesa de Diálogo, instalada este día.

 

La instalación de la mencionada instancia de diálogo fue encabezado por el Comisionado Presidencial de Transparencia, Alfredo Cantero, en representación de la Secretaria de Coordinación General de Gobierno por Ley, Martha Doblado Andara.

 

Los datos abiertos se conciben como una herramienta eficaz para lograr mayor transparencia, eficiencia y participación ciudadana en la administración pública, así como para promover emprendimiento e innovación gubernamental.

 

La formulación e implementación de una “Política Nacional de Datos Abiertos”, se orienta a consolidar un “Estado Abierto”, transparente, ágil, responsable y eficiente, que promueva el desarrollo de Honduras, en democracia participativa y deliberativa profunda.

 

En sus palabras alusivas, el Comisionado Presidencial de Transparencia, Alfredo Cantero, manifestó que el Gobierno de Honduras, está comprometido a fortalecer la transparencia, la rendición de cuentas y la participación ciudadana, con el propósito de avanzar en la lucha contra la corrupción.

 

Agregó que en ese contexto, está impulsando de manera decisiva la implementación de una estrategia de datos abiertos, que conlleva el diseño, creación y puesta en marcha de un portal de datos abiertos, como herramienta de interface digital y punto focal, entre los productores y consumidores de datos, a fin de que los ciudadanos, de manera individual, o como sectores sociales, puedan tomar mejores decisiones informadas, para fortalecer la gobernanza y la confianza en las instituciones del Estado.