Honduras cerró en 2018 con índices de menos de 40 muertes por cada 100,000 habitantes y al cierre de 2006 estaban en 42.Incluso en enero Honduras tiene 17% de muertes menos en relación a enero de 2018, pese a las muertes múltiples suscitadas en lo que va del año.

El Subsecretario de Seguridad, Luis Suazo, afirmó hoy en un foro televisivo que “el nivel de percepción incide mucho en la población”, y sin embargo hoy tenemos índices de violencia menores a los que se registraban en la gestión del expresidente Ricardo Maduro o a inicios de 2018. Suazo reveló parte de los problemas que afronta ahora Honduras en materia de seguridad y que tienen más que ver con asuntos de convivencia en zonas rurales.

Refirió que entre las principales causas de la violencia que siguen ocasionado problemas están el alcohol, el repunte de homicidios en fines de semanas por vendettas entre familias y otras connotaciones. Expuso Suazo que el emprendimiento en materia de seguridad es doble, porque se debe hacer un trabajo de convivencia, con municipios, gobiernos locales, iglesias y se hará una intensificación y reforzamiento de los procesos. Asimismo, confió que en la Secretaría de Seguridad hay un Centro de Estudios de Violencia y el año pasado se efectuó un análisis con resultados interesantes, entre ellos, la desintegración familiar.

También reveló que se registran 41 municipios con cero índices de violencia y hay 141 en los que el índice es entre 1 a 5 homicidios por año, demostrando que una buena parte del país no vive en altos índices de conflictividad. Mencionó que una gran parte del país no está dañado por la violencia. Combate más intenso. Partiendo de las premisas mencionadas, expuso que el énfasis de la Operación Morazán II está centrada en el ataque a los grupos criminales de manera más intensa y todo el emprendimiento en el tema de convivencia.

Expuso que la actividad de las pandillas en las grandes ciudades se ha reducido y ahora apuntan a ciudades medianas, razón por la cual en la Operación Morazán II se ha enfocado en esas regiones, algunas de ellas como Comayagua, Catacamas, Gracias, Juticalpa y en la región de Patuca.De igual forma, el Subsecretario de Seguridad mencionó que estas acciones son permanentes dentro de la institución.“El esfuerzo que hace nuestra policía es grande, algunas de las veces muchos han perdido la vida todo por recuperar la paz y la seguridad”, expresó.

De igual forma, el grado de credibilidad de las Fuerzas Armadas ha sido superior al 70%, mientras que la Policía ha subido en niveles de credibilidad del 6% al 55%, según las últimas mediciones, pero en todo tiene mucho que ver el tema de la percepción. El descuido de unos pocos años. Expuso que por ejemplo, “cuando terminó la gestión del expresidente Ricardo Maduro las cifras eran de 42 muertes por cada 100,000 habitantes, y hoy es menor a 40, pero se sigue hablando que la situación es muy compleja”.

Reconoció que el nivel de percepción dice mucho, y aunque siempre haya sectores que demuestren insatisfacción, “no es fácil decir que hemos avanzado bastante a alguien ha perdido a un familiar”, pero es de recordar que desde la gestión Maduro hasta la fecha se perdieron más de 67,000 vidas.“Ese fue el costo de descuidar la seguridad unos años, 67,000 vidas y miles de millones de lempiras, las tragedias familiares y lo que se dejó de invertir en el país, y por lo tanto se ha hecho necesario intensificar la Operación Morazán II”, indicó.

Un 17% abajo en relación a 2018

Del mismo modo, reafirmó que el sector comunicación debe mejorar de manera ostensible porque si bien ha habido varias masacres o eventos múltiples de violencia en el inicio de año, “seguimos 17% abajo en relación a las cifras que se manejaban el año pasado por esta misma fecha”.“A pesar de las muertes múltiples seguimos abajo, pero la percepción es otra”, dijo Suazo, porque “se recuerda lo que hemos vivido, y se hace necesario no mirar hacia atrás sino hacia adelante y con el trabajo de todos los hondureños”.Expuso que “en un país no puede haber desarrollo si primero no hay seguridad, y por eso es necesario hacer un llamado a todo el país para trabajar de manera solidaria, pues la situación ha cambiado”.“Hemos avanzado en el camino de la paz, hemos avanzado mucho, pero  cada vez será necesario más el concurso de todo el pueblo hondureño y no solo de las instituciones de seguridad o encargadas de hacer cumplir la ley”, manifestó.