Tegucigalpa, 6 de agosto. 

La asistencia inmediata para al menos 16,000 familias que habitan en el Corredor Seco y han sido afectadas por la falta de lluvias fue una de las principales resoluciones que se dieron hoy, luego de que el presidente Juan Orlando Hernández sostuviera una reunión con funcionarios de las instituciones que integran el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager).

También se determinó hacer un llamamiento a los organismos y países cooperantes para mantener el apoyo brindado al Corredor Seco y una invitación a los medios de comunicación con el fin de prevenir la especulación en los precios de los granos básicos.

“La conclusión que hemos sacado hoy es siempre hacer el llamamiento a la comunidad internacional y al país para que nos demos cuenta de que lo que estamos enfrentando podría ser el comienzo de algo difícil si no lo enfrentamos bien”, declaró el presidente Hernández.

En el caso particular del Corredor Seco, se solicitará a los cooperantes que se le dé continuidad a lo iniciado en el Gobierno anterior, “que es la Alianza para el Corredor Seco, que hoy debe llevar un fuerte componente de sistemas de riego”, añadió.

En tal sentido, compartió que “la Cancillería ya está activada” para hablar con los países y organismos cooperantes, así como el resto de los equipos de trabajo que fueron conformados este lunes.

No debe haber especulación

El titular del Ejecutivo mencionó que “hemos armado un equipo para atender el tema de la posible especulación”.

En este tema, recordó que en los años 2014 y 2015, aunque se logró la importación oportuna de los frijoles, se disparó el precio producto de la especulación.

Hernández explicó que el fenómeno climático también está afectando a El Salvador y Nicaragua, y por consiguiente el flujo de compradores hacia Honduras puede tener un efecto negativo; por tal razón, se asegurarán de ofrecer un buen precio en Honduras y monitorearán a través de los órganos de inteligencia la actividad de los especuladores o “coyotes”.

“Por tanto, volver al esquema de garantizar precio al productor de frijol y de maíz es un esquema que vamos a robustecerlo con un pago inmediato, para poder lograr que quienes tienen sistemas de riego hoy, sientan que es altamente rentable producir frijol y maíz”, dijo.

“El impacto es para el próximo año”

El presidente Hernández dijo que “uno de los temas que nos preocupa es el impacto de la falta de lluvias del Corredor Seco; estamos hablando de que se calcula que se ha perdido el 82 por ciento del maíz sembrado y el 83 por ciento del frijol en esta región, y en el resto del país las pérdidas en el frijol son aproximadamente de 17 por ciento y un 10 por ciento en los cultivos del maíz”.

Sin embargo, el Presidente recalcó “que, a diferencia del resto del país, en el Corredor Seco la gente cultiva frijol y maíz para subsistencia y eso significa que, si no hay producción, impacta en la alimentación de la gente, no de manera inmediata, quiero aclarar eso, porque el productor normalmente tiene sus silos y almacena el maíz y el frijol, pero el impacto es para el próximo año”.

“Estamos hablando de que, de 65.000 familias que habitan en el Corredor Seco, 16.000 están siendo afectadas por la falta de lluvia y eso significa afectación directamente de la pérdida de sus cultivos”, agregó.

“En ese sentido”, apuntó, “debemos de proceder en dotarles de grano de manera inmediata, y vamos a hacerlo bajo el mecanismo del que la última vez nos dio un buen resultado”.

El gobernante explicó que se ha instalado una fuerza de tarea conformada entre otras instituciones, por la Secretaría de Agricultura, Desarrollo Económico, PMA, Honduras Invest y municipalidades de la zona.

“También, hemos decido estructurar un equipo que va tutorial el nuevo Plan Nacional de Riego; es una unidad que estará con la Secretaría General de Gobierno con la participación de la SAG, Finanzas, Banhprovi, entre otros”, detalló el Presidente.

Otras medidas importantes

El mandatario también anunció que el sector café está siendo citado para que mañana, martes, pueda sostener una reunión con el grupo que está manejando todo el nuevo esquema cafetero nacional.

“Los estamos llamando para mañana, porque esta falta de agua, aunque tengamos el fertilizante, puede traer consecuencias difíciles para el sector que hoy tiene bajos precios, por lo que también les pido que no se me desesperen, porque los precios son cíclicos”, solicitó.

Hernández dijo que a los cafetaleros se les apoyará con financiamiento para enfrentar el tema de las plagas que surgen a raíz de la sequía y es precisamente esto lo que se estará tratando mañana, en el marco del Consejo Nacional del Café.

El Presidente informó, asimismo, que en la presente semana se iniciará una serie de reuniones, por regiones, con los productores del agro, para hablar no sólo sobre los nuevos sistemas financieros, sino para que sean conscientes sobre los efectos que la sequía puede traer en el futuro inmediato, a la seguridad alimentaria de los hondureños.

Añadió que también tratarán el tema de riego, pero no solamente por la vía de las cosechadoras de agua, sino también de ayudar a los productores para que puedan construir sus propios pozos con una nueva tecnología, a través de paneles solares, desarrollados con éxito en otros países como Taiwán.

“Como tuvimos buenos inviernos los últimos dos años, a la gente se le olvida la necesidad de tener el agua con un sistema de riego con el que puedan estar cosechando permanentemente; eso debemos instalarlo en la mente de la gente”, destacó.

“En Honduras dejamos que el agua se vaya al mar sin aprovecharla; eso ya no es posible ante las actuales circunstancias del cambio climático”, concluyó el presidente Hernández.