Tegucigalpa, 10 de septiembre. El presidente Juan Orlando Hernández dijo este lunes, al inaugurar el Centro Hondureño para el Niño Quemado, que “hoy entregamos (a los hondureños) un hospital de primer mundo en Centroamérica”.

“Me siento feliz de ver que hay gente como la que trabaja en Fundaniquem (Fundación para el Niño Quemado) y se dedica a los demás sin reservas y eso es algo que debe replicarse por todo el país”, resaltó el mandatario.

“Está fundación es un orgullo de Honduras”, aseguró.

Hoy entregamos un hospital de primer mundo en Centroamérica”, insistió el titular del Ejecutivo para luego agregar que “es de lo mejor que merece este país para la atención de los niños quemados”.

Atención pública

El presidente Hernández dijo que desea que todos los hondureños recuerden que este hospital está para atención pública.

Recordó que el Hospital María de Especialidades Pediátricas es otro centro que es público y que está para la atención de los hondureños.

“La inauguración del Hospital María y hoy la puesta en marcha del Centro de Atención para Niños Quemados son dos pasos importantes para mejorar el sistema de salud del país”, añadió; ambos hospitales están contiguos.

Luego de reseñar las principales causas de quemaduras de niños, el mandatario advirtió que “los padres de familia debemos de estar muy pendientes de nuestros hijos”.

“Cuando leo que entre 80 o 85 niños de 100 sufren quemaduras por líquidos calientes, eso dice que debemos tener una nueva cultura para proteger a nuestros niños de esos accidentes”, enfatizó.

Para concluir, el presidente Hernández indicó que el recién iniciado proceso de reforma al sistema de salud es un desafío, pero señaló que se logrará el objetivo trabajando duro y con dedicación.